temporada

Renueva la ropa de cama en primavera

Cambiar la ropa de la cama gruesa por una más liviana, es uno de los tantos cambios que se producen con la llegada de la primavera, lo que, además de permitirnos dormir más cómodos y frescos, es un cambio que trae consigo una nueva organización u orden en el clóset o bodega, ya que, por lo general, la ropa de cama de invierno es más grande y se debe buscar la manera más óptima de guardarla hasta la próxima temporada. ¿Cómo hacerlo?, aquí te damos algunos consejos.

iStock-912389752_700x444

Para cambiar la ropa de cama, te recomendamos considerar la temperatura de la habitación, ya que si es muy calurosa, lo ideal es usar ropa de cama con alto porcentaje de algodón y fibras naturales, con el fin de evitar transpirar demasiado y que éstas absorban de mejor manera el sudor, especialmente en sábanas que son las que tienen más contacto con la piel.

En cuanto a los cubrecamas, te recomendamos usar alguno liviano, como un quilt o cobertores, que permitirán mantener el abrigo necesario para dormir cómodamente sin tener esa sensación pesada de los plumones o cubrecamas de invierno, que suelen ser de sherpa o plumas.

El en caso de los niños esto es muy importante, ya que tienden a “destaparse” cuando se sienten acalorados en la noche, por lo que cambiar la ropa de su cama por sábanas de algodón y un quilt durante la temporada primavera verano, siempre será lo óptimo.

El número de capas que la cama debe tener, dependerá de cada persona, sin embargo, se recomiendan dos capas livianas, como mínimo, es decir, la sábana más un cubrecamas, al menos, para el comienzo de la primavera. Ya más avanzada la temporada, bastará con la sábana solamente en algunos sectores del país.

iStock-1148934438_700x444

Otra cosa que debes considerar al momento de cambiar la ropa de cama es revisar que tu colchón esté en su lado de “verano”, puesto que algunos de ellos cuentan con esta opción.

iStock-1164233542_700x444

Por otro lado, el cambio de la ropa de cama de invierno termina con varias prendas grandes que guardar, como frazadas de lana, mantas, y plumones, que de por sí, tienden a ser muy abultados, ya que en su mayoría son de sherpa o plumas. El cómo guardar estas prendas es muy importante, ya que estarán en el clóset o bodega por muchos meses. Para ello, te recomendamos seguir estos consejos:

1- Guarda las sábanas por separado de mantas y frazadas.

2- Guarda las frazadas y mantas lavadas y en cajas plásticas herméticas que las aíslen del polvo y humedad.

3- En el caso de los plumones de plumas, te sugerimos guardarlos en alguna funda de algodón y dentro de algún baúl plástico y hermético para evitar la humedad y polvo.

4- Si cuentas con poco espacio, te sugerimos guardar los plumones en bolsas al vacío, las que permiten disminuir considerablemente su tamaño y así optimizar los espacios.

iStock-155433520_700x444

Siguiendo estos consejos, podrás guardar la ropa de cama de invierno de la mejor manera, manteniéndola segura, limpia, y en las más óptimas condiciones, para que las uses en la próxima temporada. En Easy podrás encontrar todo lo necesario para guardar todas las frazadas, plumones, sábanas, y otras prendas de cama. Así como también, podrás comprar online todo lo que necesites.