temporada

¿Qué hacer cuando tus paredes se humedecen?

Un problema tan común en esta época, se puede prolongar durante los meses de transición -otoño y primavera- es necesario detectarlo y atacar a la brevedad para que no se torne incontrolable. Un plan en marcha para decirle adiós a los hongos y humedad en tu pared que estamos seguros que agradecerás.

La lluvia y el vapor de agua en el ambiente son los principales generadores de humedad en las paredes, sobre todo si están expuestas a los frentes climáticos como lluvia, salinidad del mar y vaguada costera. Sin embargo, este síntoma también es posible verlo en climas secos o murallas de interior, donde la presencia de mohos en la pared, tiene un componente asociado a imperfecciones como grietas, microfisuras, porosidad de las superficies, pérdida de agua de las cañerías que la atraviesan y mal drenaje de puertas o ventanas.

Si una de estas es la situación de tus paredes, te invitamos a seguir el siguiente paso a paso para librarte de una vez por todas de esta desagradable anomalía.

- Detecta la causa de filtración de humedad hacia tu pared. Los más comunes son: condensación, grietas, estuco en mal estado, cañerías rotas y filtración por ventanas. Si no haces bien este diagnóstico, es posible que a pesar de tomar medidas para revertir esto, al poco tiempo tu pared esté con presencia de hongos.

_interior_006

– Elimina las bacterias acumuladas: Limpia las manchas con agua y lejía (mezcla de cloro diluido en agua o hidróxido de sodio) para que el moho no vuelva a crecer. Si hay daño de esmalte o estuco, debes repararlos, dejar secar y luego aplicar la mezcla.

_interior_003

- Aplica un sellante o impermeabilizante de humedad. Este tipo de producto, ayudará a proteger la pared de los agentes que generan la humedad, actuando como un aislante y detonante de su proliferación.

_interior_004

Una vez saneada la zona afectada, puedes recién pintar.

Las manchas de humedad, hay que atajarlas en cuanto aparecen y prevenirlas para ahorrarnos tiempo, dinero y, lo más importante, cuidado de tu salud (por inhalación de óxido que genera el moho).

Pero ¿Cómo puedes prevenir esta situación?

En primer lugar, debemos disminuir la cantidad de vapor de agua en el ambiente interior, ya que en cualquiera de los casos a los que esté levemente expuesta tu muralla, ésta la potenciará. Lo más importante es ventilar bien la casa a diario y tomar una serie de acciones amigables, como:

– Tender la ropa fuera siempre que sea posible.

– Realizar con ventilación al exterior actividades como lavado y planchado de ropa.

– Mantener aisladas las partes húmedas de la casa, como baños y cocinas.

– Evitar los golpes de calor provenientes de fuertes subidas de la calefacción, pues condensan el agua del ambiente y se acumulará en techos y ventanas.

– Instalar ventiladores mecánicos para airear y renovar nuestro hábitat.

*Si tu caso se trata de murallas exteriores, toma contacto con un maestro experto en estos casos porque de seguro tendrás que tomar medidas más drásticas y hacer un chequeo del proceso constructivo de esta, donde afectan materiales que se usaron (arena, ladrillos y mezcla de cemento). 

_interior_001