temporada

Pinta como un experto con bajo presupuesto

interior3

Las paredes de tu casa piden a gritos una mano de pintura justo cuando tienes un presupuesto reducido y solo alcanza para los materiales. Ante esta situación utiliza tu ingenio para hacerlo tú mismo y refrescar el color de tu hogar con muy poco dinero. Te invitamos a tomar nota de cada paso y poner mucha atención de lo que necesitarás para pintar tu casa siguiendo los consejos de los expertos.

Paso 1: Escoger el color de la pintura

interior1

Cuando compres la pintura, lo mejor es que lleves un objeto (tela o plástico) con el color exacto que buscas. Esta técnica nunca falla, ya que los colores que hay en los catálogos siempre presentan un resultado distinto al que conseguiremos nuestras paredes. Más allá del color que elijas para pintar tu casa, te recomendamos usar pintura al agua para los interiores: es inolora, se seca rápido y sus restos se eliminan con agua.

Si de terminaciones se trata, el satinado y el mate tienen marcadas diferencias. La primera, es una pintura brillante de acabado más fino, que resiste mejor el paso del tiempo y la suciedad, pero es más difícil de aplicar que una mate. Esta por su parte, es más sencilla de aplicar pero se ensucia más rápido y tiene una ventaja inmejorable: ¡Disimulará todas las irregularidades!

Para exteriores, la indicada es una sola: el óleo no dará tregua al sol, el viento y lluvia en el invierno.

Materiales

interior2

1. Cubeta con escurridor: Antes de ser aplicada, la pintura debe diluirse en agua. Asegúrate de que tenga, como mínimo, el mismo ancho que los rodillos que vas a utilizar para ir escurriéndolos.

2. Rodillo: Para la pintura al agua y en paredes de yeso, los mejores son los de lana sintética o natural. Prefiere las de pelo corto si la pared es lisa y largo si es muy irregular o tiene relieves.

3. Brochas: Las brochas son imprescindibles para pintar la zona que linda con el techo y los zócalos, así como los contornos de las ventanas y puertas, o las esquinas. Para hacerlo fácil, compra tres tamaños de brochas: de 100 mm, de 40 mm y de 25 mm. Como consejo, antes de empezar a utilizar una brocha, tira los pelos para que se desprendan los que ya están sueltos.

4. Cinta adhesiva de papel: Su utilidad para tapar interruptores, marcos de puertas y ventanas, rodapiés, el trozo de techo que toca con la pared que vas a pintar, los contornos de los radiadores, etc. evitará mancharlos de pintura. Eso sí, debes retirarla antes que la pintura se seque para que no se levante y se arruine todo.

5. Lija de papel: Te ayudará a suavisar los goterones de pintura que se quedan en los rincones de paredes o aquellas superficies con forma volumétrica. La lija, también es un elemento vital antes de aplicar la pintura en superficies rugosas o manchadas.

6. Cartones: Los papeles de periódico no son suficientes para proteger el suelo, terminará manchado igual. Lo mejor, es utilizar cartones, uniéndolos para que cubran toda la superficie.

7. Trapos humedecidos: Pueden ser útiles para ir limpiando sobre la marcha posibles chorreos de pintura que caigan sobre el zócalo.

8. Sábanas viejas o plásticos: Los necesitarás para cubrir los muebles que por su tamaño hayas decidido no sacar de la habitación.

Paso 2: Preparar las paredes antes de pintar

– Para comenzar, hay que preparar las paredes antes de pintar.

– Si la pintura de años anteriores se levanta con facilidad o presenta arrugas, retírala con una espátula y empareja con una lija fina.

– Si hay grietas, tápalas con pasta muro y luego lija para igualar. No olvides retirar el polvo del lijado con un paño húmedo. 

Paso 3: Manos a pintar

– Conviene empezar a pintar por los techos, porque si chorrea algo sobre las paredes se tapará cuando las pintes. Lo primero a pintar, con brocha, son las esquinas.

– Repasa también las grietas reparadas.

– Luego pasa el rodillo escurrido.

– Haz lo mismo con las paredes y pinta de arriba a abajo para un acabado perfecto.

– Deja secar y evalúa si es necesario una segunda mano.

¡Listo! Cuelga los cuadros e instala todos los muebles para volver al normal funcionamiento de tu casa.