temporada

Organiza un campamento de verano para tus hijos

interior_002

Comenzaron las vacaciones para los más pequeños de nuestros hogares, pero no así para los papás. Un período largo, donde muchos deben esperar a sus padres para salir de viaje y donde hay que decidir qué hacer con nuestros hijos.

 

¿Qué tal si pasamos las vacaciones en nuestro hogar?

Quedarse en casa durante el verano, es una opción para recargar energías, para que tu hijos puedan pasar horas con sus amigos del barrio y para aprender otras cosas que no da el colegio, jardinear, cocinar, etc. Hay que hacerlo entretenido y para evitar que tus hijos se aburran… esa es tu misión. Planifica actividades, déjales tareas en las que se puedan entretener y pasar el día ocupados. Aprender jugando, es una excelente idea.

Y si estas ideas son orquestadas, ¡aún mejor! Organízate con otros papás y diseñen el campamento perfecto, mientras sus hijos esperan a que ustedes salgan de vacaciones.

 

El campamento

interior_001

¡Uno de los participantes debe ser el anfitrión! Si eso le toca a tu hijo, lo preciso es que destinen un espacio para no intervenir el normal funcionamiento del hogar, es por eso que el patio o el garage son los lugares indicados. Propongan normas de convivencia, deberes y acciones. Para comenzar, será necesario lo siguiente:

– Carpas con capacidad para todos los participantes.

– Sacos de dormir para cada uno.

– Frazadas.

– Iluminación.

– Materiales de construcción: maderas, clavos, huincha de medir, martillo, serrucho y pita de embalar.

 

En el campamento

interior_003

Desafíalos a ponerse una meta: ¿La primera? Hacer un mobiliario para comer.

El resto de las tareas serán definidas por los participantes y tendrán relación con el entorno, para mejorarlo y hacerlos suyos, ejemplo: limpiar las canaletas del jardín, sacar hojas, etc. En esta etapa, será vital tener una pizarra o papelógrafo para ir anotando el mandato del día. Algo insuperable en la organización es hacer grupos de trabajo, potenciará el trabajo en equipo y los logros serán compartidos. Si consideras necesario, establezcan horarios de encuentro en el campamento, y no será necesario estar todo el día juntos, a pesar de hacer comunidad durante esos días.

 

¡A jugar!

El juego es vital en este tipo de actividades. Aumenta la confianza, los participantes se conocen desde otra perspectiva y cada participante pone lo mejor de sí. Es de especial énfasis poner este tipo de juegos, en un horario que interfiera en las labores propias del campamento. Recomendación, luego de la cena es perfecta para jugar al dominó.

Pero hay muchas otras opciones además del dominó. Te recomendamos algunas:

– Saltar la cuerda.

– Tiro al blanco.

– Guerra de bombitas de agua.

Y muchos más.

¡Será muy entretenido! Organízate en tu barrio o comunidad y motiven a sus hijos para que disfruten un panorama distinto y entretenido durante los días previos a la salida de vacaciones de toda la familia.