temporada

10 mandamientos para Mejor Lugar del Mundo

interior

A todos los que leemos este blog, nos gusta la decoración. ¡Es una verdad! Una pasión que nos exige cuidados para todos los tipos de aficionados: expertos y no tanto. Con estos consejos, potenciaremos y afinaremos una cualidad que se convertirá en tu máximo orgullo esta temporada.

1. Ordenarás por sobre todas las cosas

Es muy bonito tener decorado, pero hay que cuidar el orden. No basta simplemente con poner objetos decorativos por diferentes lugares de tu casa, debes pensar cómo moverlo cuando limpies y ordenes, porque si no consideras este importante ítem, al cabo de pocos días tu decoración ya estará arruinada.

2. No elegirás accesorios en vano

Una decoración cuidada es bonita por sí misma, pero si quieres que tu hogar destaque, tienes que elegir los implementos necesarios. Primero, que se ajusten al tamaño adecuado; muebles, cortinas, accesorios y menaje. Todo, pero absolutamente todo, debe ir en línea. Segundo, elige uno que realmente necesites, no hay nada peor que poner cosas por poner.

3. Honrarás a la luz

Tan importante como el agua es la luz en nuestra casa. ¿Libertad decorativa? ¡Infinita! Pero debes seleccionar bien los elementos que se verán mejor con luz o incluso que dependen de ésta. Ejemplo, una planta en el baño puede quedar muy bonita pero si no hay ventana morirá en poco tiempo (no cuentan los casos de plantas que son aptas para la humedad).

O un acuario, sin la entrada de la luz, podría afectar demasiado al ciclo de vida de tu pececillo. Debemos cuidar estos detalles, encontrar el lugar adecuado para cada complemento, más aún cuando se trata de seres vivos.

4. Santificarás la terraza

Si hay un lugar donde la decoración en esta temporada luce de verdad, esa es la terraza. Cuanto más grande sea, más lucirán los accesorios. Tampoco te pases, es mejor tener pocas cosas y que cada una, tenga el protagonismo que se merece, antes que atestar el espacio. Hará que tus objetos tomen relevancia y que todos queden sorprendidos por tu buen gusto.

5. Guiarás las plantas en su camino

Las plantas trepadoras necesitan tu ayuda. En tu mano está su camino. Aunque siempre podrás variar su ruta, es importante que al principio vayan señalando una guía a seguir. El buen gusto se hace imprescindible, pues puedes convertir el espacio en una selva o en un lugar acogedor y fresco.

6. No cometerás actos que lo perjudiquen

Cuida los espacios o los objetos que más te gustan de tu hogar, sobre todo cuando brindes alguna fiesta o celebración en él. A veces se rompe la cristalería, caen líquidos y comida sobre los tapices del sofá o la alfombra, el olor a cigarro impregnado en tus cortinas, Si te complica exponer tu hogar a este tipo de imprevistos, evítalos. Así no pasarás malos ratos tú y tampoco tus invitados.

7. Amarás las estanterías

Dentro de casa, las estanterías es la mejor opción para tu decoración. Si tienes libros, ten cuidado que se llenen de polvo o manchen. Aquí se ocurre lo mismo que en las terrazas: no llenes la estantería de cosas. Siempre es mejor tener de todo un poco, pero ese todo genere una armonía.

8. Honrarás las alturas

Jugar con distintas alturas es un efecto decorativo que siempre funciona. No pongas todo en la misma altura, distribuye la decoración por toda la casa y en diferentes formatos: en el suelo, con un gancho desde el techo, sobre texturas, en relieve, etc.

9. No provocarás accidentes

Para cualquier decisión decorativa debes evaluar los riesgos. Una lámpara muy pesada, una alfombra que no tenga los antideslizantes, o una silla en mal estado, podrían ser la causante de graves accidentes domésticos a los cuales estamos expuestos todos los días. Tu deber es tomar las precauciones y ser el responsable de todo lo que suceda en tu hogar.

10. Compartirás con los que más quieres

Para los que viven acompañados o en solitario, el desafío es el mismo: Compartir. Compartir cuando la situación lo amerite: un rico café, una copa de vino, o escuchar junto a tus amigos un entretenido vinilo. Pero lo más importante es que sientas que eres tú mismo, y que ese momento sea para ti. ¡Tu descanso, tu relajo!