temporada

Consejos para la limpieza de tu piscina

iStock-1035618796_700x444

Ya comenzó la temporada de piscinas, y hoy te daremos algunos consejos para mantener el agua limpia y fresca, y así poder disfrutarla al máximo. Siguiendo nuestras recomendaciones también podrás ahorrar. ¡Sigue leyendo y te contaremos cómo!

iStock-538602500_700x444

Lo primero que debes hacer antes de llenar tu piscina, es revisar que no tenga fisuras u otros detalles, por lo que te recomendamos leer estos consejos sobre cómo preparar tu piscina. Una vez listo esto, podrás llenar la piscina.

La cantidad de agua que necesites para llenarla dependerá exclusivamente del tamaño de la piscina, pero de que son muchos litros, son muchos. Por lo mismo, queremos darte algunas recomendaciones para mantener el agua de tu piscina en óptimas condiciones por más tiempo y así ahorrar dinero.

iStock-682912758_700x444

Filtros para piscinas

Los filtros para piscina son uno de los elementos más importantes para mantener el agua, ya que gracias a ellos esta se mantiene más limpia por mayor cantidad de tiempo.

El tipo de filtro que necesites dependerá del tipo y tamaño de tu piscina. Para saber esto debes calcular el volumen. Esto se hace con los siguientes ejercicios:

Piscinas rectangulares: Multiplica el largo x el ancho x la profundidad media.

Piscinas Redondas: Multiplica el diámetro x el diámetro x la profundidad media x coeficiente (0.785).

Piscinas ovaladas: Multiplica el largo x el ancho x la profundidad media x coeficiente (0.89).

Total de litros de agua: (Volumen calculado) m3 x 1.000 lts/m3.

El cálculo que debes hacer para conocer el tipo de filtro que necesitas es: valor del volumen dividido en la cantidad de hrs de filtración (por lo general son 8). Este resultado será la capacidad de filtración que debe dar el filtro que necesites.

Además, podemos destacar que hay varios tipos de filtros, siendo los más conocidos los de arena, que son los encargados de limpiar el agua de arena e impurezas de similar tamaño. También está el filtro de cartucho, que es ideal para piscinas estructurales no muy grandes y deben cambiarse al menos una vez por año, y también están los filtros de diatomeas, que si bien son los más caros, también son los que mejor filtran, ya que son capaces de limpiar impurezas del agua muy pequeñas y hasta microscópicas.

Cloro para piscinas

Es muy sabido que para mantener el agua de la piscina limpia y en ideales condiciones para no dañar la salud de los niños y adultos que la usen, debe añadirse cloro para desinfectar el agua de la piscina. Para esto existen tres tipos de cloro especial para piscinas: Cloro líquido, cloro granulado y cloro en tabletas. La cantidad necesaria para que tu piscina quede perfecta es 2 litros de cloro líquido por cada 10.000 litros de agua. Si es granulado, deberás añadir 200 grs de cloro cada 10.000 litros de agua en la piscina.

Set analizador de agua

La mejor manera de saber si el agua de tu piscina está apta para el baño y no representa un riesgo para la salud de sus usuarios, es hacer un test analizador de agua que mide la alcalinidad de esta y así subir o bajar el PH según corresponda.

iStock-1159723242_700x444

El PH ideal para el agua de la piscina debe moverse entre 7.2 y 7.6.

¿Por qué es necesario medir el PH? Principalmente para garantizar el bienestar de los bañistas, puesto que si el PH es menor a 7.2, el agua podrá causar irritación a los ojos y piel de las personas. Por otro lado, si supera el 7.6 el cloro de la piscina pierde toda efectividad.

Sea cuál sea el nivel que tenga tu piscina, existen productos que te ayudarán a nivelarlo.

Limpiadores de fondo y superficie

Por último, es indispensable contar con una red para sacar las hojas o elementos que puedan caer a la piscina y contaminarla.

Además, en el caso de las piscinas de concreto u otras estructurales grandes, es necesario usar un limpiafondos, ya que es normal que tienda a haber una concentración de microorganismos en el fondo, volviéndolo resbaloso y un foco de contaminación para el agua.

Hay que destacar que el cloro no elimina esto, por ello es imprescindible contar con ellos, especialmente en piscinas grandes.

Ya lo sabes, con estos simples consejos podrás mantener el agua de tu piscina en buenas condiciones por más tiempo, ayudándote a cuidar la salud de tu familia, y de paso ahorrar dinero, ya que el cambio de agua no será tan seguido. ¡Cuéntales sobre estos consejos a todos!