hogar

Yoga AM: comienza el día de la mejor forma

 

yoga

Hacer yoga en cualquier parte es revitalizador. Podemos juntarnos con amigas o ir a un centro a practicar para alinear nuestras emociones y cuerpo. Pero, ¿por qué no hacer yoga en nuestro hogar? Los ejercicios solamente requieren nuestra predisposición y un ambiente tranquilo. Si quieres sentir el yoga al 100% y sin salir de tu lugar de confort, ten en cuenta estos consejos.

Los beneficios que logramos de la práctica del yoga tienen incidencia directa en nosotros. Algunos de ellos son el aumento de la flexibilidad y la proporción de energía que nos entregan el fortalecimiento y tonificación corporal para alcanzar ese tan anhelado bienestar integral en mente y cuerpo. Y si además tenemos la disposición y las ganas de hacerlo en casa, sólo debes seguir estos 7 pasos.

Paso 1. La cobra: con esta posición trabajas la parte superior de la columna, mejoras los músculos espinales, estimulas los órganos internos, amplías la expansión torácica y beneficias la zona lumbar. ¿Cómo hacerlo? Colócate boca abajo, con las piernas juntas y estiradas, los brazos debes llevarlos doblados con las manos apoyadas a la altura de los hombros. Levanta las piernas manteniéndolas pegadas, sujetándote con los brazos, bajando los hombros y elevando la barbilla de manera que mires ligeramente hacia arriba. Mantén la postura 30 segundos, descansa boca abajo y vuelve a hacerla por 30 segundos más.

shutterstock_436543345

Paso 2. Postura de bebé: esta es completamente distinta a la postura de la cobra. Te pones de rodillas y apoyas los glúteos en los talones. Echas el cuerpo hacia delante, apoyando la frente en el suelo y dejando los brazos a los lados. Mantente así unos 30 segundos.

shutterstock_225836650

Paso 3. El árbol: te pones de pie, con las piernas rectas y juntas, las palmas de las manos sobre la cabeza, doblando los codos. Elevas una de las piernas y apoyas la planta del pie en la cara interna del muslo contrario. Mantente así 30 segundos, y repite con la otra pierna. Esta postura equilibra el cuerpo y la mente, y estira la columna vertebral.

shutterstock_31016593

Paso 4. Boca abajo: con esta posición mejorarás la circulación de las piernas, conseguirás relajo en la espalda y revitalizarás todo el cuerpo. ¡Relájate! Debes comenzar de pie y te debes inclinar hacia delante, colocando las palmas de las manos a la misma distancia de los hombros, hasta apoyar las palmas en el suelo. Forma un triángulo con las piernas y los brazos, introduciendo la cabeza entre ambos y cayendo relajada mirando al suelo. Mantente ahí unos 20 segundos, respira profundamente por la nariz y bota por la boca. Para volver a la posición original, levanta el cuerpo, siendo tu cabeza lo último en subir.

shutterstock_260679173

Paso 5. El águila: partes de pie, doblando ambas piernas e inclinándolas levemente hacia la izquierda. Dobla la derecha por encima y colócala alrededor de manera que el tobillo derecho llegue al gemelo izquierdo. Cruzas el codo hacia la derecha, y colocas ambas manos juntas frente al rostro. Intenta sostener en esta postura durante 30 segundos y repite con la otra pierna. Con el águila mejorarás el dolor de espalda, desarrollas el equilibrio, estiras los muslos, las caderas y las pantorrillas; así como la espalda alta y elongación de los tobillos.

shutterstock_382869712

Paso 6. El triángulo: De pie, separas las piernas alrededor de un metro, con los brazos separados a la altura de los hombros. Inhala e inclina el tronco hacia delante hasta tocar o rozar los pies con los dedos. Mantente ahí 30 segundos y después repite lo mismo al otro lado. Es una postura muy beneficiosa para el equilibrio; tonifica los músculos de las piernas, el tronco, el cuello, la espina dorsal y activa el funcionamiento del hígado, el páncreas y los órganos abdominales.

shutterstock_346763543

Paso 7. La Pinza: Sentada en el suelo con las piernas rectas, te vas flexionando hacia delante colocando las manos en las pantorrillas, los tobillos o las plantas, según tu flexibilidad. Deja caer la cabeza relajada entre los brazos. Al ser la última postura, puedes mantenerte el rato que quieras, mientras te sientas cómoda. Debes ir ganando flexibilidad con cada exhalación, a la vez que estás previniendo dolores lumbares y estiras todos los músculos de la espalda.
Para ponerte en acción necesitarás: un matt, una botella de agua y una toalla de mano, que puedes encontrar en Easy.cl. Ahora sólo te hará falta mucha concentración y ganas. Un consejo… Luego de tu sesión regálate un desayuno delicioso.

shutterstock_353530892

¿Qué accesorios elegirás tú?

1. Botella práctica - SKU 1159493P
2. Colchoneta goma eva 180 x 50 cm - SKU 887234P
3. Colchoneta geo wavy 180x50cm – SKU 894504P
4. Set de toallas 30 x 50 cm – SKU 1097352P

yoga productos