temporada

Vive el invierno alrededor de la mesa

La lluvia y el frío pueden crear un panorama de invierno perfecto dentro de la casa y más aún cuando podemos trasladar el comedor a nuestra cama. Para ello repasamos dos recetas perfectas para compartir en el comedor o el dormitorio, con todo lo necesario para hacer del fin de semana un entretenido panorama invernal.

interior_02__invierno_en-la_mesa__

 

Estofado: cómo lograr un guiso con sabor casero

Un fin de semana de lluvia es perfecto para una maratón de Netflix, comiendo algo rico sin culpa en la cama. Y es que este panorama puede ser aún mejor si logramos un guiso con verdadero sabor casero gracias a estos prácticos consejos.

El valor de las verduras frescas: Disponer de papas, cebollas, apio y zanahorias frescas es clave, porque el sabor que logra este guiso es principalmente mérito de las verduras, de ahí la importancia de conseguirlas siempre frescas. El secreto: Una pequeña dosis de vino blanco 10 minutos antes de finalizar la cocción, para intensificar el sabor.

Vajilla de greda: Además de mantener el calor, mejora los aromas y sabores de los ingredientes, haciéndonos sentir como si estuviésemos en el sur, porque además de su valor funcional, también posee un valor estético que aporta más calidez.

Detalles de estilo: No podemos recrear una metáfora casera sin madera o detalles textiles como individuales o servilletas de tela, por ello las bandejas de maderas son perfectas para disfrutar un almuerzo en la cama durante el fin de semana, asimismo las servilletas o individuales de tela nos harán sentir una verdadera calidez hogareña.

interior_01__invierno_en-la_mesa__

Tres claves para un pan amasado perfecto

Los días fríos son la excusa perfecta para encender el horno y disfrutar un rico pan amasado, pero ojo, porque descuidar algunos detalles claves en su elaboración o cocción podrían arruinar tu pan, así que repasa atentamente estos tres consejos que te permitirán lograr el pan amasado perfecto.

1) La levadura: Para un kilo de harina son necesarios 40 gramos de levadura en polvo, es decir 4 sachets de 10 gr. No respetar esta cantidad impedirá que tu pan suba adecuadamente.

2) Leudar la masa: Una vez que obtengas la masa, debes dejarla reposar por 30 minutos cerca de una fuente de calor. Luego, hacer los panes y volver a dejarlos reposando cerca de una fuente de calor. Recién después de esto llevar al horno.

3) El horno: Debes revisar si tu horno está en condiciones de ofrecer el calor adecuado, porque será vital para una cocción perfecta. Primero calentar el horno por 10 minutos a 180º y luego cocinar el pan a 200º, por 30 minutos y ¡voilá!.