hogar

Sácale partido a tu escritorio

interior_004

No necesitas un espacio tan amplio para tener una gran oficina en tu hogar. Sólo es necesario contar con un lugar agradable para ti, casero y todo lo demás será fácil de conseguir. Revisa estos consejos y sácale el mejor provecho al rincón que destinaste para dar rienda suelta a tu creatividad.

 

Pequeños grandes espacios

interior_003

Empieza con el orden de tu espacio. ¡Menos es más! Un espacio amplio y luminoso permite concentrarnos en nuestro trabajo sin distraernos con ese libro que no está en su lugar o lápices molestos que saltan cuando abres un cuaderno. El orden nos permite reaccionar más rápido y seguros sin tener que ponernos a rebuscar en nuestro escritorio.

Si tu espacio es pequeño, es importante que no se vea alterado o desordenado, de lo contrario provocará que se vea más pequeño de lo que es.

Consejo:

Si trabajas con muchos accesorios o herramientas, apóyate de armarios, cajones y estanterías para mantener el orden.

 

Deja que tu mente y escritorio se iluminen

interior_002

Cuando estamos en espacios muy oscuros nos cuesta poner foco en los que estamos haciendo, nuestros sentidos se esfuerzan más, lo que reduce nuestro nivel de concentración. Para evitar esto, es vital que busquemos un espacio situado al lado de una ventana con luz natural, un tipo de luz más pura, que hace que nuestra vista se esfuerce solo lo suficiente. ¡Nada de cortinas! (o solo para cuando caiga la noche).

Consejo:

Si no contamos con luz natural, es bueno probar con distintos tipos de luz, lámparas de techo, lámparas de pie y un foco adicional, como una lámpara de escritorio si trabajas con algo muy minucioso. Prueba con luz ambiental y una más cerca de tu escritorio.

 

Pequeños y funcionales

No des por perdido ningún espacio sin dar la pelea. Analízalo y ponte creativo. Aprovecha algunos rincones y zonas para estantes o para un armario escondido que evitará tener una sobrepoblación de elementos en tu escritorio. Busca muebles que te ayuden a sacar el rendimiento de tus espacios pequeños.

Consejo:

La idea es alivianar los espacios, busca muebles con patas metálicas con formas rectas y angostas. Evita los muebles pesados y robustos.

 

Los colores son tu mejor aliado

interior_001

¡Es cliché, sí! Pero los colores influyen directamente en nuestro estado de ánimo y eso es un punto a favor. Nos ayudan a generar efectos ópticos de profundidad, amplitud y calma que ayudan a sentirnos a gusto y productivos.

Consejo:

Los colores claros favorecen la luz de nuestro ambiente y convierten los espacios pequeños en amplios. Prueba con la gama de blancos para techo y paredes. Los colores crema, piedras y amarillos son ideales para hacer crecer los espacios. Investiga, juega con los colores y crea tu espacio ideal.

Ahora que ya conoces nuestras recomendaciones, ¿tienes en mente el espacio de tu hogar para transformarlo en escritorio? Comienza con cualquiera de estos consejos, el que te sea más fácil y prueba, de seguro te animarás con el resto de ellos y conseguirás crear tu espacio de trabajo o estudio ideal… el que siempre soñaste.