hogar

Menú de almohadas

1interior

Un buen día depende de un buen dormir y para ello la elección de una buena almohada es fundamental. Aquí encontrarás la orientación para elegir la correcta y comprenderás las precauciones que debes considerar antes de comprar una. ¡Toma nota y que tengas dulces sueños!

Independiente de la posición en que duermas, la finalidad de una almohada para dormir es que tu columna vertebral quede recta, como si estuvieras de pie. La almohada tiene la función de sujetar la cabeza y permitir que la musculatura se relaje y adopte una posición natural, en una alineación desde el comienzo de las cervicales hasta el final de la espalda. De lo contrario, prescindir de ella fuerza al cuello a adoptar una posición rígida, lo que se traduce en dolores, además de provocar un mal sueño.

Indistintamente del material de la almohada, esta debe ser lo suficientemente blanda para que se amolde y, a la vez, lo suficientemente dura para que no se desarme. Para elegir la más indicada, considera la altura y la firmeza de la almohada según la posición que tengas para dormir. ¡Veamos cuál es la que te conviene!

Si te gusta dormir boca abajo

2interior

Esta es la peor posición para hacerlo porque obliga a la cabeza estar en una posición incómoda forzando al cuello a establecer esta postura por largo tiempo. Esto provoca dolores musculares e incluso cefaleas. Aunque lo mejor es adoptar otra posición para dormir, si esta es tu preferida, debes usar una almohada blanda y fina, que permita una alineación entre la cabeza y el cuerpo, es decir, una que tenga una sutil elevación.

Producto recomendado: Almohada 50 x 70 cm plus

3interior

Con esta almohada tendrás la posibilidad de lograr un descanso reparador y sueño profundo. Podrás transformar tu dormitorio en el lugar ideal para encontrar confort y comodidad. Su composición es de 50% poliéster y 50% algodón, te garantizará una perfecta tersura en su textura al dormir.

Cuando duermes boca arriba

4interior

Cuando logras dormir plácidamente en esta posición, ideal es una almohada de firmeza y grosor intermedios. Una muy dura y alta hace que el cuello se fuerce a estar excesivamente levantado, mientras que una baja y blanda obliga al cuello a caer en la posición correcta y de este modo también cabeza y cuello lograrán descansar.

Nuestro recomendado: Almohada 70 x 50 cm combo microfibra 

5interior

Esta almohada mide 70 x 50 cm. para ofrecer mayor comodidad del cuello y la espalda mientras duermes. Está hecha de microfibra lo que permite protege el bienestar de la piel gracias a su textura suave.

Dormir de lado

6interior

Es la mejor posición recomendada para dormir. Para elegir el grosor de la almohada, basta con medir la distancia que va desde el extremo del hombro hasta la cara. Una forma sencilla de calcular es, estando de pie, apoyar un hombro contra la pared y medir la distancia entre esta y la oreja. Al resultado deben sumársele unos pocos centímetros dependiendo de la dureza de la almohada que se elija.

Producto recomendado: Almohada viscoelástica 65×40 cm

7interior

Una almohada viscoelástica de gran calidad muy recomendable para tratar todo tipo de morfologías. Se adapta al cuello a la perfección, lo que hace que puedas dormir con una mejor postura y disfrutar del mejor descanso.

Para conocer más información sobre la materialidad de las almohadas y cómo complementar la almohada que elijas, entra a El dormitorio de tus sueños y Guía para dormir bien donde encontrarás más información que podría ser muy útil.

Ahora que conoces nuestra recomendación con respecto a la almohada ideal según la posición en la que duermes y la importancia de usar la correcta para lograr un descanso real, no esperes más, cambia la vieja si ya no te sirve y elige una que se adapte a la posición que tomas para dormir. ¡Zzzz!

Moodboard_VI