hogar

Elimina los malos olores de tu cocina

interior1

Algunos entendidos dicen que para evitar los malos olores en la cocina es fundamental mantener los espacios aseados y evitar la acumulación de comida que pueda llegar a pudrirse. Sin embargo, aun cuando tomamos todas esas precauciones, nuestra cocina se impregna de los alimentos que cocinamos. Acaba con eso y aplica los siguientes trucos para decir adiós a olores indeseados después de cocinar.

En el horno y microondas   

interior2

En un recipiente de vidrio apto para microondas, llénalo de agua caliente y pon dentro un limón grande, una naranja o medio pomelo, trozados. Calienta por 5 minutos o más, hasta que el vapor comience a remover las salpicaduras difíciles de las paredes o la puerta de tu microondas. Esto hará que no tengas que usar productos de limpieza o aplicar mucha presión cuando decidas limpiarlo, ya tendrás camino avanzado al eliminar el mal olor.

En cambio, en el horno de tu cocina combate el mal olor limpiándolo con agua, el jugo de un cítrico y vinagre. Para eso, exprime medio limón en un vaso de agua hirviendo y ponlo en el interior del horno encendido hasta que se consuma todo el líquido. También puedes hervir la cáscara del limón, poner agua caliente en un contenedor de cerámica que sea resistente al calor, y déjalo por algunas horas en el horno hasta que se enfríe.

En tu refrigerador

interior3

Corta cítricos (limones o naranjas) y ponlos en el fondo del refrigerador, (contra la pared de fondo). Otra técnica es usar la cáscara de los limones o naranjas y dejar un par de días para dar paso a un fresco perfume. Otra alternativa es dejar un vaso con bicarbonato diluido en agua en una esquina del refrigerador y dejar que absorba los olores lentamente durante unos días. Si el olor continúa, puedes usar los restos del café de grano recién preparado o un par de cucharadas de café de tarro en un pocillo, aportará acidez y será el fin de esos olores envolventes al abrir la puerta del refrigerador.

¿A qué huele tu lavavajillas?

interior5

Para evitar los malos olores en el lavavajillas, debes poner siempre los platos dentro sin residuos de comida, pero a veces cuelan pequeños restos que nos complican la vida. Por eso, una vez terminado el ciclo de lavado, deja abierta la puerta por un rato y repasa el interior con una esponja caliente empapada de agua y vinagre. Pone medio limón fresco en el interior del lavavajillas, y cada tanto, haz un ciclo de lavado vacío con vinagre y bicarbonato. ¡Fin del problema!

Frituras

interior6

Si no quieres dejar ningún rastro después de freír, antes de hacerlo, agrega en la sartén una cáscara de limón junto al aceite. También puedes cortar una manzana y sumergir una rodajita y cuando se ponga negra, cambias la rodaja. Una vez que hayas terminado de freír, lava enseguida las ollas y la cocina, para quitar cualquier residuo. En caso de que el olor persista, pon a hervir en una olla agua con vinagre y algunas cáscaras de naranja, el aroma que se producirá, se impregnará por toda la cocina. Finalmente, puedes encender una vela durante unos minutos, la que consumirá el oxígeno existente y neutralizará todo.

Desagüe

interior7

Calienta un poco de vinagre hasta que esté muy caliente, y agrega una mezcla de sal gruesa, bicarbonato de sodio, y échalo inmediatamente al desagüe. Esta mezcla que se pone inmediatamente blanca y forma burbujas, es el efecto de la reacción entre todos los productos que están atascando el desagüe. Deja actuar unos 20 minutos y luego haz correr el agua caliente del lavaplatos.

Si aun cuando el desagüe está vacío y limpio se siente mal olor, lo más probable es que haya algo atascado y necesitarás ayuda de un gasfíter.

En la basura

interior8

La forma más fácil de evitar el mal olor proveniente de la basura es… ¡sacar la basura! Claro que también podemos tomar algunas precauciones para evitar el mal olor, como espolvorear con bicarbonato el fondo de la bolsa, o poner unos trozos de limón. Si lo que huele mal es el basurero, podemos lavarlo con una solución de 4 partes de agua y una de zumo de limón o lavaloza.

Como te diste cuenta en casi la mayoría de los problemas malos olores en la cocina te sugerimos usar limón, bicarbonato o vinagre. Por eso siempre prefiere estos neutralizadores naturales, porque son poco invasivos no se mimetizan con los aromas artificiales y puedes usarlos incluso cuando quedas con las manos o esponjas con hedor.

Conoce otros productos que puedes encontrar en nuestras tiendas o en Easy.cl para combatir los malos olores que llegan a tu cocina.

- Difusores eléctricos de olor

– Bolsas aromatizantes

Extractores de aire