hogar

Desafía tu organización

interior_001

¿Tienes la impresión que tu hogar siempre está desordenado? ¿Ordenas y ordenas todos los días y aun así tu hogar sigue igual? Queremos ayudarte a reconocer tus dificultades con el orden y a tomar la iniciativa para lograr el anhelado orden fácilmente.

Deshazte de lo que no uses

Uno de los principales errores al ordenar cualquier espacio es evitar botar, donar o reciclar, los adornos y muebles que no usas o que no cumplen una función específica. Nos referimos a esos objetos que guardas “por si acaso”, pero que no utilizas hace mucho tiempo e inevitablemente desajustan el orden de una habitación, haciéndola lucir llena de cosas y además te toman más tiempo en limpiar.

Consejo: Realiza este ejercicio de botar, donar, reciclar y ordenar cada cierto tiempo, para que tus espacios luzcan armónicos. Si es una repisa en altura: prefiere objetos más pequeños, de menos peso; o si necesitas guardar objetos que cubiquen más, te recomendamos repisas verticales con profundidad. En caso que requieras guardar lo que sea, las cajas plásticas y bolsas al vacío, te ayudarán a reducir espacio y almacenar mucho.

Tú generas el desorden

interior_003

Para que el orden del hogar perdure, necesitas ser precavido y no generar nuevamente el mismo desorden. Si compras revistas, establece un plazo de tiempo para tenerlas guardadas y si en 6 meses no las has vuelto a leer, podrías regalarlas o reciclar el papel. Si eres de los amantes en coleccionarlas y traes nuevas integrantes al grupo, asígnales inmediatamente un puesto fijo para que no estés durante el paso del tiempo encontrando ese lugar definitivo.

Consejo: Estamparlas en algún mueble, guardarlas en revisteros o construir el propio, se verá muy cool en tu living, sala de estar o dormitorio.

¿Necesitas más espacio donde guardar?

Si no sabes cómo quieres que luzca tu living, no sabrás por dónde empezar a ordenar, ni mucho menos de qué cosas liberarte porque no quedarán bien con tu estilo. Lo mejor es que separes en cajas artículos que deseas conservar y comiences a ordenar la habitación utilizando sólo lo que hay dentro de la caja. ¿Qué te parece esta idea?

Existe la posibilidad de que tal vez el problema no sea la falta de espacio donde meter todos tus objetos, sino que tú no tienes el hábito de guardarlos. El desorden en un hogar no se crea por sí solo, como por arte de una magia; el desorden lo generan todas las personas que viven en el hogar. Simples costumbres como meter los zapatos en sus cajas, lavar la vajilla que se ensucia, meter los libros en su estante, contribuyen al orden.

interior_002

 

“Lo dejaré allí por el momento”

¿Te resulta conocida ésta expresión? Cuando sales apurado al trabajo o cuando no tienes ganas de ordenar después de un día largo y te prometes hacerlo en otro momento, te aseguramos que tendrás el doble de trabajo. Las acciones rápidas, como no darle un lugar definitivo a los objetos, (que en realidad son postergaciones) favorecen el desorden. Para no caer en esto, date tu tiempo, sé creativo y resuelve este pendiente tan pronto como integras algo nuevo a tu hogar.

Es cosa de todos

Que sólo tú sepas cómo mantener el orden en el hogar, no te ayudará de mucho, excepto si vives sola(o). Puedes esforzarte en mantener cada cosa en su lugar, pero si no le transmites a tu familia o a los que viven contigo, algunos tips o normas de convivencia, muy pronto la despensa estará desorganizada, la ropa tirada por los sillones, algún que otro zapato por la cocina, y cosas por el estilo.

Inténtalo, mejora tus hábitos y comienza junto a quien vivas un nuevo ciclo en tu hogar de la mano del orden, la planificación de los objetos, usando todas las repisas y nuevos muebles que te ayudarán.