hogar

Cómo cambiarte de casa y no estresarte en el intento

Es sabido que los cambios de casa provocan un gran estrés en las personas, por lo que si tienes planes de mudarte, llegaste al lugar correcto. En esta nota te daremos algunos consejos para que este cambio sea lo menos complejo y estresante posible ¡Sigue leyendo!

1- Reúne los materiales que necesitarás

Las cajas de cartón son imprescindibles, y lo óptimo es que juntes varias en distintos tamaños para que así puedas guardar cosas de gran volumen y otras más pequeñas y delicadas como adornos o utensilios de cocina por ejemplo.

Otra cosa que debes tener para que tu mudanza sea exitosa, es una gran cantidad de papel periódico, ya que te será útil al momento de embalar vasos, floreros, loza y todo lo de vidrio, pues al momento del trayecto evitará que estos se quiebren al contacto entre sí producto del vaivén del camión de mudanza.

Las cajas organizadoras plásticas y bolsas para embalaje son otro de los infaltables. Son perfectas para guardar ropa, ropa de cama, zapatos y todo lo que necesites.

Otro elemento que no puedes dejar de considerar y que es importantísimo, es la cinta de embalaje, pues ten por seguro que serán muchas las cajas que deberás sellar. Lo interesante es que en easy.cl, podrás encontrar cinta de embalaje con el texto “frágil” que será perfecta para sellar las cajas con loza u otros elementos delicados de trasladar.

2- Organiza el embalaje por habitación

Foto_1

Para organizar el embalaje de tus cosas, es ideal que empieces por habitación. Por ejemplo, los dormitorios: ahí puedes guardar toda la ropa y ropa de cama que no utilices con frecuencia, y quedarte con lo justo mientras llega el día de la mudanza. Lo ideal es que desocupes lo más posible el clóset.

Las bolsas herméticas son perfectas para cubrir las prendas más delicadas como abrigos, chaquetas o ternos por ejemplo. Las cajas organizadoras por su parte, son ideales para guardar zapatos, ropa de algodón o lana que pueda permanecer doblada sin dañarse. En estas cajas también puedes trasladar los juguetes de los niños, cuadernos, libros o materiales escolares.

Lo recomendado es que todo siempre vaya bien ordenado, porque así optimizarás los espacios y lograrás mudarte con menos cajas.

En cuanto a la cocina, ahí hay mucho que embalar, y aquí será muy necesario usar el papel de diario para envolver de manera unitaria cada vaso, taza, plato o piezas de loza que puedan quebrarse en el trayecto.

En el caso del baño, lo que más se embala son los productos de cuidado personal como jabones, shampoo, etc, y acá el riesgo es que se derramen o filtren, por lo que recomendamos usar una caja de cartón pequeña donde puedas ponerlos parados y todos muy juntos entre sí para evitar que se muevan en el camino. Lo mismo con los productos de limpieza ya sea del baño o cocina.

En cuanto a los alimentos, será importante que los embales en envases herméticos para que así no tengan riesgo de contaminación, especialmente frutas, verduras o alimentos que estén abiertos.
Lo mismo se aplica para los alimentos de tus mascotas.

Una caja hermética será una gran ayuda para trasladar este tipo de productos.

3- Haz una lista y enumera las cajas según esta lista

Foto_2

Mientras vayas embalando las cosas por habitación, te recomendamos marcarlas con un número, texto o color que sirva posteriormente para saber de quiénes son o a qué habitación correspondía y sea mucho más fácil ordenar y organizar los nuevos espacios.

4- ¿Cómo embalar muebles grandes?

Foto_3

En el caso de sofás, mesas y otros muebles que puedan rayarse o ensuciarse, lo recomendado es envolverlos con papel film con el fin de evitar todo maltrato.

Otra cosa importante es que estos sean los primeros en subir al camión de mudanza para que logren acomodarse bien y así no sufrir inconvenientes.

5- ¿Cómo embalo las plantas?

Foto_4

Para el traslado de las plantas, lo recomendado es regarlas el día anterior y dejarlas todas juntas para que se aireen. Al momento del traslado, si son pequeñas, puedes ponerlas juntas en una caja plástica resistente. Si son grandes, lo ideal es que se traslade por separado. Recuerda que regarlas harto el día anterior será muy importante pues necesitarán mantenerse hidratadas durante el traslado.

6- El camión de mudanzas

Foto_5

Para coordinar el camión de mudanzas, deberás calcular el tamaño de los muebles que necesitas trasladar, la cantidad de cajas, si algunas de ellas son elementos frágiles, también debes considerar la distancia del traslado y fechas tentativas para el cambio, pues con esos detalles claros, podrás cotizar con mayor seguridad entre las empresas de mudanzas que creas más convenientes.

7- El día del cambio

Foto_6

Este es uno de los días más agotadores del proceso, pues por lo general se trata de mudar la casa completa en un sólo día, por lo que si es tu caso, te recomendamos comenzar el día lo más temprano posible, reunir las cajas en alguna zona de la casa para que el personal de la mudanza o quienes estén ayudándote, les sea más fácil llevarlas al camión y no ir de habitación por habitación, pues eso quitará tiempo y será un desgaste extra.

Ten los muebles grandes siempre listos para que sean los primeros en acomodarse en el camión de mudanza, y deberás tener identificadas las cajas con elementos frágiles para que se trasladen con el cuidado que merecen.

Si tienes niños pequeños o mascotas, acude a alguien para que estén pendientes de ellos ya que entre el movimiento de todo puede haber accidentes que con una mayor supervisión, podrán evitarse.

Y bueno, recuerda siempre tener agua para hidratarte durante el proceso de la carga del camión, y llegada al nuevo hogar.

Si organizas tu cambio de cada con calma y tiempo, el proceso no debiese ser tan estresante, o al menos, con estos consejos será mucho más organizado y eficaz.