hogar

7 formas sustentables de vivir tu hogar

interior_006

Si quieres contribuir a cuidar el medio ambiente, hay una serie de acciones que puedes implementar para evitar contaminar y reducir la huella de carbono que dejamos en nuestro entorno. Si decides mejorar tu convivencia con el medio ambiente, te invitamos a llevar a cabo este plan en tu hogar siguiendo estos 7 consejos… descubrirás que estas acciones también te ayudarán a ahorrar y tener una mejor calidad de vida junto a tu familia.

 

1. Apaga y desconecta

interior_002

Una de las primeras acciones que debemos efectuar para vivir en armonía con nuestro medio ambiente y además, generar prácticas amigables dentro de nuestro hogar, es apagar y desenchufar todos los aparatos eléctricos que no estemos usando: las ampolletas, la radio, el televisor, el microondas, son los artefactos que en general damos más uso en el día a día. Preocúpate que esto no suceda y enséñale a tus hijos que esto es una mala práctica. Intenta, en la medida de lo posible, dejar todo desenchufado cuando salgas de tu hogar, hay algunos artefactos que igual gastan energía estando apagados.

 

2. Usa focos LED

interior_001

Usar este tipo de focos en lugar de los convencionales es una excelente idea para comenzar a cuidar al planeta, ya que gastan entre 50% y 80% menos de energía. Los focos o ampolletas LED tienen más vida útil – 6.000 horas de vida- unos 5 años de utilidad si la utilizamos 4 horas diarias. No contienen elementos tóxicos (cómo vidrio y gases) y son reciclables. Además de ello, las ampolletas LED son mucho más ahorradoras que las de bajo consumo, ya que transforman solo el 2% de su energía en calor. Si bien, el costo de las ampolletas LED es mayor al de las ampolletas incandescentes, su vida útil es muy superior, por ende en el largo plazo, el gasto es mucho menor. Entonces, está claro… ¡Revisa tus ampolletas y recambia a una LED porque tu bolsillo y el planeta lo agradecerán!

Fuente: Ministerio de Energía. Gobierno de Chile.

 

3. Cocina consciente

interior_005

Cuando cocines y quieras lucirte con el plato que lleves hasta tu mesa, debes considerar que la forma en que realices la preparación también se verá reflejada en el resultado y el sabor. Para esto, cuando cocines alimentos o quieras hervir agua, tapa la olla o recipiente donde lo hagas; porque no solo los alimentos tomarán otro sabor, sino que también el tiempo de cocción y gasto energético se verá disminuido. El beneficio de emplear esta práctica en tu cocina, tal vez no lo verás reflejado en lo inmediato, pero al largo plazo verás la relación costo-beneficio que traerá esta sencilla acción, sumado a una baja combustión en el ambiente.

 

4. Separa tu basura

interior_004

No toda nuestra basura es realmente basura ¿sabías esto? Hay mucho en nuestros desechos que podemos rescatar y darle una nueva vida. ¿Sabes cuáles son estos tipos de desechos que podemos rescatar, reciclar y hasta reutilizar?

¡Anímate! Tú mismo puedes realizar el trabajo previo de separar los desechos en casa, con esto, estaremos facilitando el proceso de descontaminación y mejorando nuestra vida y la del planeta. ¡Manos a la obra! Separa en basura orgánica: residuos de plantas y animales. Basura inorgánica: metal, papel, plástico, vidrio y lo que no se recicle. Idealmente si ponemos a disposición de nuestro hogar un contenedor para cada tipo de residuo, aún mejor.

¿Qué hacer y dónde dejar los residuos que separamos?

Busca puntos limpios o centros de reciclaje donde puedas llevar la recolección de desechos inorgánicos; para los residuos vegetales, si tienes espacio en tu hogar, una buena compostera, te ayudará a la perfección y podrás tener tierra y abonos naturales para tus plantas.

 

5. Recolecta el agua de lluvia

interior_003

Si en tu ciudad llueve mucho, puedes aprovechar eso para evitar gastar más agua. Lo único que tienes que hacer es recolectar el agua de lluvia mediante vasijas, cubetas o cualquier otra cosa que tengas. Lo recolectado, lo puedes usar para limpiar el patio, lavar, bañar a tu mascota, regar las plantas o cualquier otra cosa que se te ocurra.

 

6. Usa electrodomésticos de bajo consumo

interior_008

Cuando vayas a comprar un nuevo electrodoméstico, además de fijarte en su funcionalidad y diseño, también pon atención a la información de su consumo de energía. En el mercado existen algunos productos de bajo consumo, que te ofrecen la misma funcionalidad que otros, pero con menor gasto energético. Puedes pedirle ayuda al vendedor o un especialista de la tienda, para que te apoye en este proceso. Así, aprovecharás de pagar menos luz y ayudar al ahorro energético de nuestro país.

 

7. Aísla tu casa

interior_007

Si vives en una zona muy fría, quizás una gran parte de tus recibos de luz tengan que ver con la calefacción. Lo que puedes hacer en ese caso es instalar aislamiento (esponja) en las cavidades de las paredes de tu hogar, instalar termo panel en las ventanas o poner fieltro en el entretecho, aislantes de temperatura en sectores donde se filtra más el calor. De este modo, evitarás gastar tanto dinero en la calefacción, contaminarás menos por los efectos del combustible que utilices y al mismo tiempo aislarás tu hogar de forma ecológica.

Esperamos que pongas en práctica estos consejos y te motiven a vivir más consciente con el entorno donde vives, asumiendo el cuidado de los recursos renovables, para generaciones posteriores, y el impacto de la combustión y otro tipo de emisiones al medio ambiente.