hogar

6 buenas prácticas para recibir la primavera

Esta fecha del calendario será una gran excusa para apropiarse de buenos hábitos puertas adentro e incorporarlos en la rutina de tu hogar, como sea. Lee atento estas 6 recomendaciones, haz tu propia selección de lo que te proponemos y recambia las energías de tus ambientes, ad portas de una nueva estación del año.

1. Ventila tu casa

interior_pendiente003

Ventilar tan solo 10 minutos tu casa, permitirá renovar la calidad del aire en el interior, sobre todo cuando hemos pasado una noche con todo cerrado o usando mínimamente calefacción. Cuando en estos meses las fuerzas flaquean, las ganas se hacen más ligeras; siempre necesitarás respirar otro aire para comenzar el día y esta simple acción, ayudará a cuidar la armonía de tu hogar, las primeras horas del día. Está demostrado que con 10 minutos, antes de salir de casa, es más que suficiente para renovar energéticamente el lugar dónde más anhelas estar, después de un largo día fuera de él.

 

2. La temperatura ideal

interior_pendiente004

20 grados es suficiente. Como decimos, no se trata de pasar calor en casa, sino de no pasar frío. Prueba mantener tu hogar a una temperatura constante de 20 grados (o menos) y verás cómo tu boleta a fin de mes será menor y tú no te sentirás sofocado por el calor de tu calefactor. ¿Cómo puedes lograrlo? Si tu sistema de calefacción es uno de alta potencia (como estufa a leña o calefacción central), decide usarlo solo en aquellos días que sea estrictamente necesario; el resto de los días puedes usar fácilmente, un calefactor eléctrico (con temporizador) o una estufa a parafina para climatizar por sector tu hogar.

¿Qué necesitas? Termoventilador + mantita sherpa

 

3. La fotosíntesis necesaria

_interior_003

Sube las persianas o abre las cortinas. El poder calorífico del sol es evidente en estos días que nos acercamos a la primavera. En días de invierno soleado, prueba dejar las persianas arriba o las cortinas semiabiertas, aunque no estés en casa: aportará energía a tus plantas, se guardará calor al interior de tu hogar y en la noche será un agrado disfrutar los espacios con ese toque indescriptible del sol al interior de tus espacios. Notarás como la temperatura ambiente de tu habitación o sala de estar sube varios grados, sin la necesidad de encender el calefactor. Y si tienes la posibilidad de ponerte a un costado de la ventana, tomarte un café o leer el diario, comenzarás a apreciar lo bueno de la vida, en un simple acto.

Claves de la decoración: Persianas, cortinas roller y sitiales

 

4. Organiza tus comidas

_interior_001

Si tienes poco tiempo para cocinar durante la semana, elige un momento del fin de y cocina para comer sano y rico en tu trabajo de lunes a viernes. Cocinar en tus tiempos libres, no solo es una terapia que evita el estrés y aumenta tu creatividad, sino que te permitirá ahorrar unos pesos en la lista de gastos mensuales. ¿Cuándo es el mejor momento para usar este recurso? Cuando tengas invitados inesperados a comer; sorpréndelos sirviendo en pocos minutos el menú en la mesa. Si congelas lo que cocines en raciones individuales, podrás ofrecer a tus comensales más de una opción y compartirán varios sabores de una vez. Una excelente idea para paladares más rigurosos.

Claves para lograrlo: Herméticos + bolsas herméticas

 

5. Llena de plantas

_interior_002Las plantas de interior son una buena idea para mantener la frescura en tu casa. Si las ubicas frente a la ventana donde pega más el sol, absorberán parte de la energía y disminuirán el calor que se siente durante la noche, junto al Co2 que devuelven a la atmósfera, transformado en oxígeno. Ellas aman el sol, pero debes tener cuidado con su exposición directa, sobre todo si la especie que tengas es sensible a altas temperaturas. Regula esto con abundante agua. Sin duda son un complemento decorativo que llenan de sutileza y frescura todos los espacios de tu hogar.

Claves para lograrlo: Macetas y dosificadores de agua

 

6. Compra un ventilador

_interior_004

Cuando hace mucho calor o tu casa tiene poca altura, y por diferentes efectos – como cocinar- se pone calurosa facilmente, te invitamos a probar ubicando un ventilador frente a ti para enfriar el ambiente más rápido. Y tenemos un dato insuperable para máximizarlo: Coloca un vaso o un bol con agua helada delante del ventilador y disfruta de una refrescante brisa en su justa medida, porque hará el aire más frío.

Con la instalación de toldos en tu terraza y acristalamientos adecuados en tus ventanas, o aislando adecuadamente los muros y techos, se pueden conseguir ahorros de energía en el uso de tu ventilador superiores al 30% del consumo normal durante los meses en que más usamos estos artefactos.

Claves para lograrlo: Ventilador

Selecciona al menos dos de estas ideas, las que más se acomoden a tu hogar… ¡prepárate para recibir la primavera!