decoración

Guía de alfombras: tendencias indiscutidas para la temporada

Si eres de los que extraña el verano, no olvides que el invierno también tiene su encanto. Es la época ideal para vestir tu casa con elementos que aportan calidez y estilo, como las alfombras. Acá te enseñamos a combinar tamaños, colores y texturas para crear ambientes con personalidad.

Limpiapiés, ante todo

Los limpiapiés son alfombras especialmente diseñadas para atrapar la suciedad que traemos desde el exterior en nuestro calzado. Tener uno en cada entrada de la casa evita que la mayor parte de esa suciedad llegue a las alfombras que tenemos en las habitaciones. Por eso, asegúrate de conseguir uno que se adapte a tus preferencias y necesidades.

Imagen-interior1Formas de acuerdo a todos tus espacios

Lo primero que debemos considerar antes de comprar una alfombra es la habitación en la que necesitas ubicarla. Para espacios grandes, como el living, el comedor o un dormitorio principal, son ideales las rectangulares y cuadradas. Una grande y de buena calidad puede marcar una gran diferencia: le dará vida a tu espacio y lo volverá más confortable para los días fríos que se vienen.

Imagen-interior6

Las alfombras pequeñas realzan cualquier habitación de tamaño reducido y son una excelente opción para decorar sin sobrecargar.

 

Las alfombras redondas son buenos aliados para crear un rincón especial.

Imagen-interior2 (1)

Muchas veces no prestamos atención a los pasillos, pero basta con agregar una alfombra para darles un toque personal e integrarlos al estilo que queremos para nuestro hogar. Las alfombras angostas y largas están diseñadas para estos sectores de la casa, aprovéchalas.

Imagen-interior4

Define tu estilo con textura y color

Puede que seas un minimalista y disfrutes las líneas simples, pocos detalles y tonos neutros que dejen descansar la vista. O, por el contrario, que te encante mezclar colores y objetos de decoración para lograr un estilo único. Independientemente de tu preferencia, lo importante es que combines los objetos de manera estratégica, para darle consistencia a la atmósfera que quieras crear.

El estilo minimalista transmite armonía, elegancia y pulcritud. Su principal ventaja es que lo simple nunca falla. Sin embargo, corre el riesgo de volverse plano, monotemático, si no le agregas variaciones. Una buena forma de hacer esto es apostar por la combinación de diferentes texturas. Por ejemplo, puedes poner una alfombra del mismo tono que los muebles, pero con tejido de punto grande, para crear contraste y dimensión. (Fotos alfombra tejida)

O puedes animarte con una alfombra shaggy, que creará una textura suave y cálida para este invierno y le dará un toque contemporáneo a una habitación sencilla.  (Fotos alfombra shaggy)

Imagen-interior1 (1)

Si te gusta el estilo vintage o shaggy chic, las alfombras en tonos blancos y pastel serán el complemento perfecto para tu hogar.

El estilo boho está más vigente que nunca y las alfombras turcas son un elemento destacado en esta tendencia. Ya sea multicolores, o en tonos otoñales, como cafés, ocres y rojos, le darán carácter a cualquier sitio. Y no creas que son solo para el dormitorio: atrévete a ponerlas en la cocina o en el baño para lograr un estilo ecléctico y generar contraste.

Consejos de cuidado

Para que tus alfombras se mantengan intactas al paso del tiempo, ten en cuenta algunas formas básicas de cuidado y mantención:

Aspira mínimo una vez a la semana tus alfombras y limpiapiés, así evitarás la acumulación progresiva de polvo en ellos.

Si ocurre algún accidente sobre la alfombra, asegúrate de solucionarlo lo antes posible. Cuanto más tiempo dejes pasar una mancha sobre la tela, más costará retirarla. Para quitar una mancha, utiliza toallas de papel absorbente o un trapo limpio y seco. Luego, usa un producto removedor indicado para cada tipo de mancha. Retíralo con una esponja humedecida en agua tibia. Deja secar al natural.

Las alfombras grandes o de fibras naturales delicadas necesitan una limpieza profesional cada dos o tres años. Éstas se realizan con máquinas especiales que remueven la suciedad, revitalizan el tejido y realzan el color perdido. Es una inversión que vale totalmente la pena y garantizará que tus alfombras duren muchos años.